Tovarealestate

Facto Foto/Getty

Actualmente España se encuentra posicionada como un líder turístico y esto se debe a la gran inversión en el sector en los últimos años. 

España es lider turistico a nivel mundial según The Travel & Tourism Competitiveness Report 2017 situandola en el primer puesto dentro de un sector clave en la economía de todo el planeta.

El estudio refleja que el turismo en nuestro país destaca por factores como las infraestructuras disponibles, la seguridad, el empleo en este sector y la digitalización, entre otras cosas. 



Infografía: Statista.

El papel del turismo a escala nacional es escencial, este representa el 11,5% del PIB español, con un crecimiento del 18% desde el inicio de la recuperación. 

Para el empleo resulta mucho más representativo y es que el turismo genera uno de cada cuatro empleos desde 2013: concretamente, el 26,8%.

¿Cuál es la receta del éxito del turismo español?

No es un tema del azar, como quien gana un billete de loteria, se requiere de ezfuerzo y sacrificio más las combinación de elementos que configuran la receta del éxito turístico español.

  1. Climatología: Por toda España podras disfrutar de cuatro climas diferentes: atlántico, mediterráneo, subtropical y de montaña, caracterizados por unas temperaturas y un ambiente agradable. 

    El resto del año la cosas pueden variar pero no mucho: en comparación con otros países, España no cuenta con ninguna zona geográfica climatológicamente peligrosa, con lo que se forma el combo perfecto para que, aun en temporada baja, nuestro país cuente con el turismo como uno de los mayores activos de su economía.
     
  2. Recursos naturales. En cuanto a recursos naturales, España también puede sentir orgullo. De entrada, nuestro país está rodeado de cinco mares y un océano: el Mediterráneo, el Cantábrico, el Balear, el mar de Alborán, el mar de Cerdeña y el océano Atlántico.

    Además, el país cuenta con 14 ríos, 13 sistemas montañosos y 78 picos de montaña. Todo esto, unido a las zonas de interior, la arquitectura y el patrimonio histórico, configura un país con todos los elementos básicos para ser un líder turístico a nivel mundial.
  3. Sector atomizado. El sector turístico español está compuesto por unas 400.000 empresas de distintos ámbitos como el alojamiento, la restauración, el transporte, el alquiler de vehículos o las agencias de viajes. Se trata de un sector altamente atomizado, con muchas empresas de pequeña dimensión y relativamente pocas de tamaño grande.

    Según la Cuenta Satélite del Turismo, de hecho, el 78,7% de las empresas turísticas tenía dos empleados o menos, y solamente 1.108 empresas (el 0,3% del total) contaban con 100 empleados o más. Las pymes, por tanto, dominan el paisaje turístico.

El secreto de la receta: La Inversión 

En los últimos años, el sector hotelero ha realizado un importante esfuerzo inversor en la renovación de instalaciones y en la modernización de la planta hotelera para reposicionar la oferta hacia los segmentos de demanda de mayor capacidad adquisitiva. En concreto, se ha incrementado notablemente la oferta de plazas turísticas en las categorías superiores (cuatro y cinco estrellas), que también gozan de un nivel de ocupación cada vez mayor, lo que ayuda a rentabilizar las inversiones.

Los inversores internacionales aportaron el 64% del volumen total de inversión y mostraron una preferencia por hoteles urbanos en las grandes ciudades.


El sector captó 2.000 millones de euros en inversión por segundo año consecutivo, el 64% procedente del extranjero